martes, 2 de junio de 2009

NUNCA, JAMÁS! ( 6 )

Pasado el período de adaptación el cual se dio sin sentir, la vida estudiantil transcurrió sin sobresaltos. Tenía tanto que hacer, conocer y aprender que apenas y bastaban las horas del día…
Y por fin el momento había llegado! Sí el momento de poner en práctica el cúmulo de “logías” y “sofías “que había construido en el aula, con la ayuda de mis maestros.
Era el momento de abandonar el nido, para probar las alas en pleno vuelo.
La oportunidad maravillosa de encontrarme con un grupo de niños, bajo la tutela de una experimentadísima maestra de grupo, y la supervisión exigente, mejor dicho “exigentísima “ de mi maestra de Didáctica General .
A mí me había tocado un grupo de primer año; un conjunto de pequeños que no alcanzaban aún ni los ochenta centímetros de estatura, coordinados por Petrita, una ameritada maestra ya entrada en algunos años de edad y muchos de experiencia docente.
El criterio para la asignación de los grupos, estaba en relación inversamente proporcional al promedio académico acumulado hasta el momento; o sea a mayor promedio, grupos de niños de menor edad, situación para mí incomprendida, pero aceptada sin chistar.
Al llegar al grupo, miré a la profesora Petrita y pensé… -Si ella que es viejita puede con el grupo, ¡a más yo!- Y como decimos por aquí: ¡Qué me duras calentura, ya llegó tu Mejoral!
Jamás olvidaré este día. Al llegar al aula, un coro de angelicales voces me recibió con un ¡Buenos días!, a coro y a pulmón batiente. Todo parecía en completa calma y bajo control. Todo hasta que Petrita abandonó el salón, dejándome el espacio para mi solita, para que tomara y me sintiera en confianza.
Como por maleficio, la calma desapareció. Los chiquitos y chiquitas se levantaron de sus asientos y empezaron a deambular por todo el salón. Subían y bajaban de las sillas, se jalaban de los cabellos, otros por debajo del escritorio, uno de ellos con la cabeza dentro del bote de la basura como tratando de encontrar tesoros ocultos, gritos, mordiscos y pellizcos a diestra y siniestra. Aquello era un caos total… Y yo parada en medio, sin saber qué hacer.
De pronto sentí que alguien tiraba de mi falda y observé a una pequeña que sostenía en sus manos una delgada nervadura de palma de guano casi seca, así como las que usaba mi abuelo para espantarse los mosquitos cuando salía a tomar el fresco por las tardes, que me dijo:
-Tenga esta valita plofe, pala que les des su limpia-
En el acto tomé la famosa “valita” y la enarbolé a la vez que sentenciaba: -¡El que no se quede en su lugar, va a probar!-…
Y ni bien había yo terminado de decir lo que iba a probar el que no permaneciera en su lugar, cuando el más pequeñito del grupo, parado sobre su silla, con los pantalones a los pies y la mano en su “pichita”, haciendo un cadencioso movimiento de caderas, vaciaba su vejiga, esparciendo su orín por todas partes.
Aquí ya no pude más, así que tomé la “valita” y la azoté en su hombro, por detrás. La delgada punta de la nervadura, funcionó como una especie de látigo que le golpeó en un ojo y para qué quieren más. El chiquillo se tiró al suelo entre gritos y llanto, ya no sé si de dolor o para que me sintiera peor, se revolcaba y pataleaba.
Hasta aquí puedo contarles, pues solamente recuerdo que de pronto me encontré en una silla al final del salón, con la cabeza escondida entre los brazos, llorando inconsolablemente.
Después me enteré que Petrita había llegado al salón, puso unas gotas de Colirio Eyemo en los ojos del pequeño, el cual ni a los tres minutos, ya se encontraba de nuevo corriendo y saltando alegre por el salón.
Y a mí ¿quién me consolaría? ¿Quién entendería mi atribulado corazón de maestra practicante?
¿Cómo pedía yo consuelo, después de haber actuado como lo hice?
En estos momentos una duda surgió en mi mente, ¿realmente llegaría a ser maestra?
Afortunadamente llegó Petrita, me regaló un abrazo, me tomó de la mano y me condujo al patio escolar. Hicimos una gran rueda y comenzamos a cantar… “A la rueda, rueda de San Miguel, San Miguel…”
Este día comprendí el por qué me habían conferido la responsabilidad de un grupo de los más pequeños. Mis maestros de la escuela Normal confiaron en mis conocimientos teóricos y fallé en la práctica. También descubrí lo que les he comentado en líneas anteriores, que la profesión del maestro va más allá de teorías complicadas. Que requiere de mucha sensibilidad y amor por los pequeños, y prometí que nunca, jamás dañaría a un pequeño, ni con el pétalo de una rosa, también comprendí el refrán que dice:
“Más sabe el diablo por viejo, que por diablo”, sea dicho con todo respeto a la memoria de mi querida Maestra Petrita!
Esta historia continuará…

30 comentarios:

Fatima 2.6.09  

Lindo texto!
Parabéns!
Bjs querida.

Franziska 2.6.09  

Bueno, esto se va poniendo cada vez más interesante. El capítulo de hoy ha sido un encanto leerlo.

Gracias a que el accidente del chaval no fue serio y todo quedó en una anécdota. Es curioso como los niños saben a quien le pueden tomar el pelo pero la chamaquita que te dio ese artilugio -no recuerdo ahora como lo llamas- actuaba ya como una persona mayor. Y para mí fue muy significativo te estaba enseñando a defenderte, parece increíble. ¿No fue luego tu preferida? Esa niña tenía un comportamiento muy inteligente y solidario.

Bluess Swing 2.6.09  

Los comienzos, siempre son...duros!
Un beso grande.

Quidquid 2.6.09  

Mai mès!
Molt bonic!
Una forta abraçada,
Lluis

Clea Pinheiro 2.6.09  

Olá maestra,
"...la profesión del maestro va más allá de teorías complicadas. Que requiere de mucha sensibilidad y amor por los pequeños..." Esta é a parte em que o coração fala e todos entendem. Parabéns!
Abraços querida.

AFRICA EM POESIA 2.6.09  

Entrega así que ...



Entrega así que ...
Entrega con destino ...
Pero no hay destino ...
Buscando los rayos del sol ...
Calor del sol que nos aman ...

Enviamos ...
Fuerza y energía ...
Lo que nos da alegría ...
Olvidar que nos rodea ...
Y daba la impresión ...
Somos libres ...

Esta colección de Sol. ..
Caliente y hermoso ...
Deja que la virtud ...
Por unos pocos días más de pura alegría ...


LILI LARANJO

Chela 2.6.09  

Querida amiga.Ciertamente incluso las malas experiencias nos sirven para aprender si sabemos reflexionar sobre nuestros propios actos con animo de corregirnos.

Me encanta como nos relatas tus pasadas vivencias.

Un abrazo my fuerte y gracias por tus visitas, siempre tan puntuales.

Marina-Emer 3.6.09  

hOLA bONITA VENGO A DESEARTE UNA BUENA TARDE Y PERDONA COMO SALEN LAS LETRAS ESTO YA ES UN CACHARRO Y ES PRECIOSO A LA VISTA PERO ME SALIO RANA.BESITOS
MARINA

SAFIRO 3.6.09  

Es difícil la tarea del maestro. Hablaba con amigas de mi hija que siguen esa profesión (sacerdocio, diría), Y planteaban las dificultades en el aula por la mala educación de los niños.

Mira, yo pienso que el maestro está para instruir en sus areas, pero la educación corresponde a los padres.
Ese niño que se bajó los pantalones delante de los demás, traía faltas graves de su casa. Debe ser muy difícil para un maestro tener que hacerse cargo de esas situaciones.
Imagino tu momento, esas situaciones no estaban contempladas en los libros que leíste.

Hermoso relato!!

Gracias, abrazo y beso!

Aire de Alhena 3.6.09  

Hola ¿Qué tal?
Aquí podriamos decir aquello "Que del dicho al hecho va mucho trecho".
Pienso que cuando realmente se aprende es con la práctica, la experiencia.
También me ha sorprendido el comportamiento de unos niñ@s tan pequeños en aquella época, ahora no me sorprende.

Un abrazo y hasta la próxima entrega.

Mônica 3.6.09  

Vou chamar um tecnico para voce também traduzir os meus textos.
também fui professora e comecei com crianças da pre escola.
mas tive muitas alegrias. Eram crianças alegres ,a barulhentas e muito carentes.
Eu amava as.
Parabens por seu incio. Voce soube na pratica como lidar com seus alunos
com carinho
Monica

Daniela Lima 3.6.09  

Cuando se inicia también un lío, con el tiempo nos apredendo maneras de eludir las situaciones, no es fácil y cada día aprendemos de nuestros errores y éxitos!
besos do Brasil

David 4.6.09  

La experiencia es la madre de la ciencia.
¡O eso dicen!
Yo creo que no. Yo creo que hay que dejar fluir todo lo que llevamos dentro (como tu texto de hoy. Porque los niños son niños). Abrazos!

Marina-Emer 4.6.09  

Me gustó mucho la historia de tu primer dia ..pero eran pequeños y...las mis alumnas eran jovencitas y antes...nos trataban de usted...una alumna a mi me trato un dia de tu...yo no la reñi ...pero la empece a tratar a ella de usted y se dio cuenta enseguida...yme trato de usted otra vez...bueno cosas de niños.
te dejo besitos y cariño
Marina

Mônica 4.6.09  

Que musica gostosa. Gostei do ritmo
Com carinho Monica

Jose Ramon Santana Vazquez 4.6.09  

...como educador flor, comprendo que esa situacion es parte de la vida misma de las aulas , ahora estan que rechinan es cerca fin de curso y ya veas como se ponen de gallitos, bueno al final es mas el disgusto tuyo que el de ellos pueden pasar,mi buena maestra un diez de pedagogia de la buena solo para ti, de tu alumno jose ramon---

Mônica 4.6.09  

Voce escreveu muito bem.Entendi direitinho. Pena que meu sobrinhos estudam muito e não podem vim aqui para me ajudar a responder em espanhol. Eles estudam esta lingua no Colégio.
Muito obrigada
Vou contar como é a festa de santo Antônio em breve.
Com amizade Monica

AFRICA EM POESIA 4.6.09  

Com muito carinho
Deixo um beijinho

++++++++++++++
Canto da lua

O teu canto da Lua
Que é feiticeira
Que se deixa observar...
Que se deixa beijar...

Apenas com um beijo...
Soprado...
Mas a tua Magia está...
No teu tocar...

Nunca a deixará...
Porque tu...
Lua encantada...
Serás sempre...Intocável!...




Lili Laranjo

Mônica 5.6.09  

Passei para desejar um feliz Fim de semana
com carinho Monica

Marina-Emer 6.6.09  

querida Alejandra ..solo que tengas un buen fin de semana y un abrazo
Marina

Mônica 6.6.09  

Tenha Um domingo maravilhoso
Obrigada por suas visitinhas.
E como conseguiu escrever tudo com perfeição? já está fazendo curso?
Eu não consegui que meus sobrinhos viessem aqui.
E não consegui passar o meu texto para seu idioma.
Me perdoe
Com carinho Monica

Daniela Lima 6.6.09  

lindo seu neto... fofooooo!!!

senderosintrincados 7.6.09  

Los que somos profesores hemos pasado por la dura prueba de un comienzo amargo, pero la experiencia y el trato hacen todo, poco a poco aprendes a llevarles adelante sólo con el poder de la palabra y del cariño. Así debe ser. Besos, linda.

La Gata Coqueta 7.6.09  

Dicen que malos comienzos quieren los gitanos.

Y eso es lo que te ha pasado a ti, te han puesto a prueba desde el primer día y así ya estabas preparada para cualquier eventualidad.

Debía ser un primor, recién estrenada obligación y encontrarse con tal panorama, un mocoso con los pantalones caídos y haciendo aguas en plana clase era para filmarlo.

Pero reconozco que hoy es risa pero en esos momentos yo en tu piel no quisiera verme de ningún modo.

Pero la vida enseña porque luego como bien dices, más sabe el diablo por viejo, que por diablo...
eso dice mucho y salva muchas situaciones imprevistas.

Sigo esperando los acontecimientos que preceden a este.

Un abrazo de corazón y feliz y bella semana para ti y para los que te acompañen.

"Minhas Palavras" 7.6.09  

As criancinhas são anjos de Deus perfeitos, não mentem, nem enganam, são doces, são pirracentos, mas são fiés, olham em nossos olhos, e desejam o nosso amor. Parabéns!

Beijinhos.

Alma Mateos Taborda 7.6.09  

Precioso!!! y tan bien contado que me parece estar presente en esa experiencia. Bellísimo, al igual que todo el blog. Un gusto haber andado por acá. Te sigo y volveré. Un abrazo a la distancia

Nerim 8.6.09  

Debido a tu juventud e inexperiencia, es normal que no pudieras evitar el pegarle al niño, la verdad era que se lo merecía, porque vamos, eso de mearse en la clase no se podía tolerar.
Aunque no estoy de acuerdo en que se castigue a los niños pegándoles, también soy de la opinión que un cachete resuelve futuros problemas.

Un beso

Manrique 8.6.09  

¿Quién no ha tenido una primera vez en su trabajo?
Es normal que imponga, el sustituir a una persona con esperiencia.Pero poco a poco,cada persona se va amoldando.
"Todo lo que sucede,sucede por una razón" (G. Márquez)
Saludos!!!

Mônica 8.6.09  

Estou indo para Santo Antônio do Amparo. Que nosso padroeiro os ampare.
Vi no noticiario sobre o incendio.
Que tudo fique bem com seus patriotas.
Com carinho Monica

Conchita 11.6.09  

Hola Canto en Flor, que bonito lo escribes tus vivencias podias escribir un libro y te aseguro que no le faltarian ingredientes para tener al lector con deseos de continuar hasta el final.
Feliz fin de semana.
Besitos

Related Posts with Thumbnails

El mensaje de este blog

Llena lo cotidiano de amor, de entrega y cuando la tristeza quiera empezar a caminar en ti, ábrele la puerta y píntala de pájaros y niños, y la magia hará que a través de las lágrimas, brille una sonrisa.

  © Blogger template Ramadhan Al-Mubarak by Ourblogtemplates.com 2008

Back to TOP